lunes, 23 de octubre de 2017

La evaluación de la capacidad directiva, en el congreso de NOVAGOB

En la fundación para los Compromisos de Calidad (fcC) estamos convencidos de que si las competencias y las correlativas conductas observables van íntimamente ligadas a la capacidad de desempeño personal, individual, de los directivos públicos, la suma de estas capacidades individuales puede ser un buen indicador de la competencia directiva global de una institución.
En el congreso de NOVAGOB 2017 celebrado en la universidad de La Laguna la pasada semana de este mes de octubre, se ha presentado una sencilla adaptación del contenido de los Esquemas de Certificación en los que ha trabajado la fcC, y se ha elaborado un cuestionario de evaluación que puede cumplimentarse por una sola persona – por ejemplo, la que tenga atribuida la competencia de seleccionar, formar, retribuir, etc. a los directivos – de nivel político o directivo, para que, de manera ordenada y rigurosa pueda volcar una valoración, apoyándose en los 42 items – las 42 sub competencias - que integran las 7 HEADs.
Pero también puede cumplimentarse el formulario entre varias personas – tal vez los propios directivos de la institución de que se trate - lo que sin duda ofrecerá una visión poliédrica, mucho más ajustada.
Naturalmente la utilización de estas herramientas no puede sustituir de ningún modo la evaluación experta e individual que permite la certificación de personas. Pero las evaluaciones no expertas, mediante este cuestionario, pueden disponer de elementos sólidos para construir un juicio más equilibrado que la mera valoración general que, desafortunadamente, es la que frecuentemente se viene efectuando.

La persona con responsabilidad en materia de dirección pública, en primer lugar, deberá acotar el alcance del conjunto de los profesionales sobre los que se va a construir la valoración, determinando si son tanto quienes ocupan puestos de ese tipo, ya sean de personal funcionario, laboral o no - todo aquel que tenga responsabilidad sobre equipos y programas y presupuestos, de perfiles funcionariales o de confianza política, por ejemplo –, si son quienes están en una franja determinada de niveles – por ejemplo del 26 al 30 -, etc.
El cuestionario comprende la definición de las 7 grandes competencias de las HEADs y la descripción de cada una de las 6 sub competencias que las componen. La puntuación se efectúa sobre los 42 elementos citados, a los que se les ha añadido una parrilla para poderles valorar utilizando la escala del 1 al 5 con el contenido siguiente:

1 Esta sub competencia directiva rara vez se encuentra en el conjunto de los directivos públicos de la institución
2 Esta sub competencia directiva a veces se encuentra en el conjunto de los directivos públicos de la institución
3 Esta sub competencia directiva se encuentra frecuentemente en el conjunto de los directivos públicos de la institución
4 Esta sub competencia directiva se encuentra de manera generalizada en el conjunto de los directivos públicos de la institución
5 Esta sub competencia directiva se encuentra siempre en el conjunto de los directivos públicos de la institución

La media de las puntuaciones de cada uno de los bloques de 6 sub competencias de cada competencia nos ofrecerá la evaluación de estas. Esto es,  conoceremos como está nuestra institución en relación a Conducta Ética, Gobernanza y Estrategia, Liderazgo e Innovación, Creación y Gestión de equipos, Orientación a resultados, Comunicación y transparencia y  Gestión de Recursos públicos. Y la media de las puntuaciones del conjunto de las 7 competencias dibujará la capacidad global directiva de la organización. Evidentemente, si la persona competente en la materia decide realizar esta valoración de un modo participativo, involucrando a los propios directivos, la evaluación se realizara calculando las medias correspondientes.

Tanto a nivel de cada una de las competencias como a nivel integral, la evaluación subjetiva “apoyada” en los 42 items permitirá sacar conclusiones y establecer planes de mejora.


miércoles, 20 de septiembre de 2017

La AEPD y ENAC utilizan igual metodologia que fcC y CERPER/AEC para construir competencias

La AEPD y ENAC utilizan la mismal metodologia que utilizó la fundación para los compromisos de Calidad y CERPER/AEC para construir competencias profesionales.

AEPD y ENAC han presentado su Esquema de certificación de Delegados de Protección de Datos. Su elaboración ha contado con la participación de un Comité Técnico de Expertos formado por 23 miembros, entre los que se encuentran representantes de sectores y asociaciones profesionales, empresariales, universidades y Administraciones Públicas. La AEPD se convierte así en la primera Autoridad europea que realiza un Esquema de certificación de Delegados de Protección de Datos (DPD). Las certificaciones serán otorgadas por entidades certificadoras debidamente acreditadas por ENAC, siguiendo criterios de acreditación y certificación elaborados por la AEPD en colaboración con los sectores afectados. La certificación no sera la única vía para ser DPD y en ningún caso será obligatorio utilizar un determinado esquema, si bien la Agencia ha considerado necesario ofrecer un punto de referencia al mercado sobre los contenidos y elementos de un mecanismo de certificación que pueda servir como garantía para acreditar la cualificación y capacidad profesional de los candidatos a Delegado de Protección de Datos. “Promover un sistema de certificación de Delegados de Protección de Datos es una herramienta útil a la hora de evaluar que los candidatos a ocupar estos puestos reúnen las cualificaciones profesionales y los conocimientos requeridos”, ha destacado la directora de la Agencia Española de Protección de Datos, Mar España.
El Esquema de certificación de Delegados de Protección de Datos de la Agencia se estructura en tres partes: la AEPD como propietaria y responsable del esquema, ENAC como encargada de los requisitos que deben cumplir los certificadores y, finalmente, las propias entidades de certificación. La Agencia considera que esta división es un factor de calidad para el proceso de certificación, ya que las tres entidades distintas con funciones independientes establecen una relación de confianza y mutua responsabilidad. La Agencia y ENAC han suscrito un convenio de colaboración para coordinar sus actuaciones.

(Este texto esta tomado de la referencia http://www.agpd.es/portalwebAGPD/revista_prensa/revista_prensa/2017/notas_prensa/news/2017_07_13-ides-idphp.php)

lunes, 11 de septiembre de 2017

Canarias no excluirá de la formación en alta dirección pública a los altos cargos

El gobierno canario no dejará fuera de la alta formación directiva a los altos cargos, asegurándose así  su acceso a los mismos conocimientos y valores que el resto de personal directivo.
Los altos cargos no se incluyen habitualmente en la formación impulsada por los gobiernos desde las posiciones que defienden que, los que de entre ellos no son funcionarios, no pueden formarse mediante los fondos que se reciben del INAP. Ello no impide, naturalmente, que los gobiernos identifiquen fondos propios para invertir en cultura de gestión.
Todos los que dirigen proyectos, programas o políticas públicas - incluidos directores generales, secretarios generales técnicos, etc.- deben tener acceso a los conocimientos comunes de gestión pública, tales como planificación estratégica, gestión de equipos, innovación, ética pública, etc.
No les vendría nada mal también a los concejales, diputados provinciales y consejeros - y equivalentes - tener al alcance herramientas y valores que manejan sus colaboradores directos.
Quienes defienden que los altos cargos "deben venir aprendidos" desconocen la realidad del colectivo y su obligación de adquirir o refrescar sus conocimientos de manera institucional. Ponerlo sencillo es también obligación de los gobiernos a los que pertenecen.

http://www.eldiario.es/canariasahora/politica/Gobierno-Canarias-beca-alto_cargo-curso-direccion-publica_0_683832136.html

miércoles, 6 de septiembre de 2017

Los gerentes de Universidad debatirán sobre la profesionalización de la dirección de Universidades

En Vigo, los días 20, 21 y 22 de septiembre de 2017 tendrá lugar las XXXV Jornadas de gerencia universitaria en las que, entre otros interesantes temas tratarán la profesionalización de la dirección, en un espacio donde intervendrán Xosé Manuel Villanueva Prieto (Gerente de la Universidad Santiago de Compostela), Carles Ramió (Catedrático de Ciencia política e de administración Vicerrector-comisionado para el grupo UPF) y Manuel Villoria (Catedrático de Ciencia política y de la administración Universidad Rey Juan Carlos)

Esperamos que las propuestas de los ponentes y las conclusiones del debate apuesten por la institucionalización -posible de forma inmediata gracias a la autonomía universitaria-  de modelos directivos profesionalizados más acordes con las administraciones más avanzadas del mundo. ¿Veremos gerentes de universidades con competencias directivas certificadas? ¿Con evaluación del desempeño y rendición de cuentas?¿seleccionados por tribunales eminentemente técnicos?

Con la calidad y nivel de los ponentes seguro que no nos defraudarán, pues son firmes defensores de ello.

Puedes consultar el programa de las jornadas aquí:
http://uvigo.gal/eventos/jornadas-gerencia/programa-de-trabajo/print/