Francisco Longo publica un excelente articulo "El dedo democrático" en El Periódico en el que, entre otras cuestiones de interés, afirma que "todavía muchos políticos parecen creer que el respaldo de las urnas les confiere, a ellos y a sus partidos, el derecho a colonizar las instituciones cubriendo los cargos con sus leales o afines, sin mayor exigencia de acreditar el mérito y la capacidad de los agraciados". Continua señalando que (..) "esta apropiación partidista de las instituciones, al producirse en los niveles altos de la estructura, desciende en cascada por la pirámide jerárquica de las organizaciones públicas y modula el comportamiento de estas. La trama institucional de los servicios públicos se vuelve, al completo, inestable y politizada, se orienta al corto plazo, se paraliza en los períodos de contienda electoral."

 

Comparte este artículo
FaceBook  Twitter  

La Fundación usa cookies para mejorar su sitio y su experiencia como usuario del mismo. Las cookies han sido configuradas para operaciones esenciales del sitio. Para encontrar más sobre el uso de las cookies puede consultar nuestra política de privacidad. Si está de acuerdo pulse el botón "Agree". ----------- To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

I accept cookies from this site.

EU Cookie Directive Module Information