Hace unos días que se ha publicado el RD que crea la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria y en él se describe a su personal directivo. Desde el punto de vista de la dirección pública profesional se da una de cal y de otra de arena.

Por un lado se excluye al director de la consideración de directivo - ya que se le considera como viene siendo habitual alto cargo, es nombrado por el Consejo Rector a propuesta de su Presidente, el secretario general de Infraestructuras -, y para su selección se definen unos magros requisitos: ser titulado superior "atendiendo a criterios de competencia profesional y experiencia". Se dirá, incluso, que para una ley es mucho detalle...

Por otro, se atisban ciertos aires - suaves, los de la Ley de Agencias - de DPP en los puestos de subdirección y de jefe de División - artículo 34 -:

1. Se considera personal directivo al que desarrolla funciones directivas profesionales mediante la ocupación de puestos de trabajo de especial responsabilidad, competencia técnica y relevancia de las tareas asignadas.

2. El personal directivo de la Agencia está constituido por los titulares de las subdirecciones generales y de la división.

3. El personal directivo de la Agencia es nombrado y cesado por el Consejo Rector, a propuesta del Director, entre funcionarios de carrera de cualquiera de las Administraciones Públicas pertenecientes a Cuerpos o Escalas incluidos en el Subgrupo A1, atendiendo a los criterios de competencia profesional y experiencia, así como a lo establecido en el artículo 23.2 de la Ley 28/2006, de 18 de julio.

4. El proceso de selección podrá ser realizado por órganos especializados de selección de personal, que formularán propuesta motivada, incluyendo tres candidatos para cada puesto a cubrir, debiendo respetar en todo el proceso los principios de mérito, capacidad y publicidad.

5. El personal directivo está sujeto, en el desarrollo de sus cometidos, a evaluación con arreglo a los criterios de eficacia, eficiencia y cumplimiento de la legalidad, responsabilidad por su gestión y control de resultados en relación con los objetivos que le hayan sido fijados.

6. El personal directivo percibirá una parte de su retribución como incentivo de rendimiento, mediante el complemento correspondiente que valore el cumplimiento de los objetivos fijados, de acuerdo con los criterios y porcentajes que se establezcan por el Consejo Rector, a propuesta del Director, en el marco de lo establecido en el Contrato de gestión.

 

Comparte este artículo
FaceBook  Twitter  

La Fundación usa cookies para mejorar su sitio y su experiencia como usuario del mismo. Las cookies han sido configuradas para operaciones esenciales del sitio. Para encontrar más sobre el uso de las cookies puede consultar nuestra política de privacidad. Si está de acuerdo pulse el botón "Agree". ----------- To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

I accept cookies from this site.

EU Cookie Directive Module Information